Los expertos en todo el mundo coinciden en que aprender idiomas a una edad temprana puede ser muy beneficioso para los niños, ya que a través de esta práctica desarrollan su competencia lingüística, asimilan mejor todas las lenguas (incluida la materna) y conocen otras culturas y modos de pensar ...